Cuidados cardíacos - Telemedicina

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, aproximadamente 17 millones de personas fallecen por problemas cardiovasculares cada año. Los más comunes son ataque cardíaco, accidente cerebrovascular e insuficiencia cardíaca. Estos datos demuestran que la modernización de la cardiología y la implementación de innovaciones en el tratamiento de las enfermedades cardiovasculares debe ser una prioridad en la atención sanitaria.

¿Qué se espera de la telemedicina?

La telemedicina se considera como un módulo importante en el campo de la atención médica, debido a sus múltiples beneficios tanto para los médicos como para los pacientes. A través de los dispositivos digitales (computadoras, teléfonos inteligentes, tabletas), los médicos pueden, en tiempo real, realizar una consulta de seguimiento, evaluar si el paciente necesita un examen físico, controlar la aplicación de un tratamiento específico, entre otros. Todo esto hace que los pacientes que, por ejemplo, viven lejos de las instalaciones médicas, tienen dificultades de movilidad o requieren atención y seguimiento médico continuo, sean los mayores beneficiados, ya que obtienen servicios rápidos, fiables, sostenibles y menos costosos. Además, que hace que la atención sea más accesible, lo que aumenta la atención médica en general y mejora los resultados.

La telemedicina y los cuidados cardíacos

En Cardiología, la telemedicina ofrece importantes beneficios, entre los que se encuentran:

Manejo de enfermedades crónicas

En esta área se incluye el monitoreo remoto de personas con enfermedades cardiovasculares crónicas, así como el asesoramiento para eventos cardiovasculares específicos. En particular, las principales aplicaciones incluyen la telemonitorización de pacientes con:

  • Insuficiencia cardiaca: monitorización de las curvas de los pacientes de peso corporal diario, presión arterial, saturación de O2, frecuencia/ritmo cardiaco y nueva evaluación invasiva directa o indirecta de la presión auricular izquierda como punto de inflexión para el ajuste de la terapia.
  • Hipertensión sistémica: diagnóstico, seguimiento y ajuste de la terapia mediante monitorización ambulatoria de la presión arterial.
  • Arritmia: diagnóstico, monitoreo de ECG y cambios de tratamiento, incluidas llamadas de emergencia en situaciones que amenazan la vida, como taquicardia ventricular o condiciones debilitantes como fibrilación auricular.
Cuidados cardíacos en Telemedicina

Cuidado preventivo

Los pacientes que tienen dificultades para acceder a la atención médica son los que logran mayores beneficios, ya que pueden comunicarse directamente con proveedores médicos y recibir chequeos de cuidado preventivo, así como evaluaciones para la identificación temprana de condiciones o enfermedades cardiovasculares.

Precio más bajo

A menudo los servicios de la telemedicina son menos costosos que una visita al proveedor de cuidado primario en su consultorio.

Mejor acceso a la atención médica

Especialmente para personas con movilidad limitada, en áreas geográficas remotas, etc.

En general, cualquier paciente con riesgo cardiovascular, especialmente los frágiles o los que viven en zonas remotas, la telemedicina les ofrece grandes beneficios, en términos de un mejor seguimiento a través de visitas virtuales más frecuentes, estimulación del autoseguimiento y cuidado de la salud. Por otro lado, también mejora la calidad de vida y reduce la frecuencia de reingresos al tener un mejor acceso a los servicios médicos.

En Cuántico Servicios de Asistencia contamos con las herramientas tecnológicas y el mejor equipo de asesores para brindarle la ayuda que usted necesita. Comuníquese con nosotros.

TelemedicinaHablemos sobre telemedicina